13 oct. 2018

Riesgos laborales en el sector de limpieza profesional....Conócelos


En el sector de la limpieza e higiene profesional, existe una serie de riesgos laborales específicos o que se dan con más asiduidad. Gran parte de estas enfermedades o dolencias se pueden evitar con una formación adecuada y con la utilización de los equipos de protección necesarios.

Pero, en primer lugar, es importante identificar los riesgos específicos del sector profesional de la limpieza, para lo que hay que basarse en el análisis del puesto de trabajo, de sus herramientas y de los locales en los que se desarrolla la actividad. Analizando las herramientas empleadas en la actividad de limpieza, se puede observar el tipo de trabajo y de movimientos que se precisa realizar.

El trabajo de limpieza implica una actividad intensiva con un alto ritmo cardíaco y con una evidente carga física de trabajo. Además, una buena parte de la jornada conlleva el manejo prolongado de equipos de trabajo.

En general, el trabajo de limpieza implica frecuentes manipulaciones manuales de cargas (cubos de basura, bolsas de basura, transporte manual de maquinaria, desplazamiento de mobiliario u otros obstáculos) para la más adecuada realización de las tareas.

Igualmente destacable resultaría el mantenimiento de posturas forzadas, es decir, aquellas que implican forzar de manera excesiva las articulaciones (para limpieza de una superficie elevada) o el mantenimiento durante periodos prolongados de una flexión de las articulaciones (para limpieza de zonas bajas y poco accesibles).

TRASTORNOS MÚSCULO-ESQUELÉTICOS
Los principales riesgos en este sector son los trastornos músculo-esqueléticos (problemas de espalda: lumbalgias, dorsalgias o lesiones cervicales). Se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero son más sensibles los hombros, brazos, manos y espalda, en especial la zona dorso lumbar (lumbago, ciática, etc.). A continuación, señalamos cuáles son los factores que propician los problemas relacionados con la espalda y qué podemos hacer para prevenir los riesgos.

Carga demasiado pesada: Comprobar y evaluar el peso de la carga para dosificar el esfuerzo necesario. En general, y en condiciones ideales: límite 25 kg.

Carga inestable: Asegurar el agarre adecuado de la carga (esto nos garantiza un correcto levantamiento de la misma, así como evitar cortes y pinchazos con elementos cortantes en el interior de bolsas de basura).

Carga voluminosa, falta de espacio y/o largos desplazamientos: Avisar a un compañero para que nos ayude.

Posturas forzadas o procedimiento incorrecto al levantar carga: Siempre que sea posible, se debe empujar o deslizar la carga y emplear elementos mecánicos o ruedas, que deben ser puestos a disposición de los trabajadores por parte de la empresa.

Movimientos repetitivos: Evitar trabajar siempre en la misma postura. Tratar de alternar la posición de pie-sentado.

Efectos negativos: lumbagos, hernias discales, dolores de la columna vertebral, contusiones, fracturas y esguinces.

RIESGOS RELACIONADOS CON LA UBICACIÓN
Un correcto diseño de los edificios, del mobiliario, de las instalaciones, de las máquinas (pulidoras, enceradoras…) y de los métodos de trabajo minimiza los riesgos.

Asimismo, otros factores sirven para garantizar la seguridad, entre los que podemos destacar el estado del suelo, los obstáculos fijos o provisionales (techos bajos, columnas, esquinas, vallas protectoras, maquinaria portátil), las escaleras, la iluminación, la señalización y el trabajo en altura.

En el sector de la limpieza, otro de los riesgos más habituales son las caídas, que pueden ser a distinto o al mismo nivel (resbalones, caídas, tropiezos, choques, etc.). A continuación, señalamos las causas más comunes de las caídas al mismo nivel y qué medidas se pueden tomar para prevenir estos riesgos:

Suelos mojados: En tareas de limpieza en mojado, se debe limpiar y secar inmediatamente, si es posible. Si no, dejar siempre una zona de paso seca. A todo lo anterior, como complemento, se le debe añadir la señalización de la zona.

Suelos pulidos o encerados: Se deben evitar los suelos pulidos. Asimismo, las tareas de encerado deben ser limitadas a los momentos del día sin presencia de trabajadores o con una mínima presencia.

Suelos irregulares: Las zonas de trabajo deben disponer de suelos regulares, estables y con materiales antideslizantes. En caso contrario, se recomienda el empleo de calzado cerrado, con suela estriada y de goma para evitar resbalones.

Si el suelo está desgastado y resbaladizo, hay agujeros o irregularidades, se debe comunicar rápidamente al responsable de seguridad.

Cables sueltos (sin canalizar) tanto de equipos portátiles como de equipos fijos: Se deben canalizar todos los cables de los equipos fijos. En el caso de equipos portátiles, como es el caso de aspiradores, por ejemplo, el personal de limpieza que lo esté empleando debe controlarlo y recogerlo tan pronto se haya terminado la tarea.

Máquinas portátiles desubicadas, o en zonas de paso y sin control, y falta de orden y limpieza en los lugares de trabajo (favorecen tropiezos y golpes): Se solventa favoreciendo la recogida selectiva de residuos (para el personal de limpieza), facilitando recipientes adecuados en función a las características de cada tipo de residuo. También poniendo a disposición de los trabajadores en el lugar de trabajo elementos que sirvan para evitar residuos alrededor de las zonas de trabajo.

Falta de iluminación o iluminación pobre en escaleras y zonas de paso: Ajustar la intensidad de luz a la tarea a realizar, así como informarse e informar al resto de trabajadores y mandos intermedios del estado de las luminarias.
Efectos negativos: fracturas menores, contusiones, esguinces, torceduras…

A la hora de realizar operaciones de limpieza en lugares elevados, tanto dentro como fuera de los edificios, se precisan medios auxiliares cuando se tiene que actuar sobre superficies u objetos que no están al alcance. Estas operaciones llevan consigo riesgos de caída de altura, cuyas consecuencias pueden ser graves o mortales para el trabajador.




10 oct. 2018

Sabes de que nos protegen las botas de seguridad?


El calzado de seguridad protege de objetos que caen: Cuando los trabajadores llevan objetos pesados o trabajan en lugares con mucho movimiento; personas, máquinas, vehículos etc. Es común que caigan herramientas u otras cosas. Estos accidentes pueden causar pies aplastados, huesos rotos e incluso la pérdida de los dedos del pie. Estos accidentes son especialmente comunes en la industria de la construcción. Ante estos casos el calzado de seguridad adecuado puede evitar fracturas en los pies.

El calzado de seguridad protege de perforaciones en el pie: Cuando los trabajadores están en riesgo de pisar objetos filosos o ser golpeados por estos en el pie. Por ejemplo, en zonas de construcción muchos objetos filosos pueden encontrarse en el camino de los trabajadores. Un zapato de suela blanda podría no proveer suficiente protección, mientras que uno con plantillas de alta resistencia, pesada y dura y con materiales gruesos alrededor del pie sí podría.

El calzado de seguridad protege de cortes: La maquinaria afilada o con partes en movimiento pude crear riesgos de corte para los trabajadores. Especialmente en industrias como la maderera, en donde se usan motosierras.

El calzado de seguridad protege de riesgos eléctricos: La electricidad plantea una variedad de riesgos en el trabajo. Los trabajadores se pueden electrocutar o acumular electricidad estática que puede crear chispas en ciertos ambientes. Este tipo de accidentes son especialmente mortíferos, por lo que se debe tener especial cuidado. Para reducir el riesgo es necesario usar calzado no conductivo hecho de cuero, goma u otros materiales que no conduzcan la electricidad.

El calzado de seguridad protege de resbalones, tropezones y caídas: Este tipo de accidentes ocurren todo el tiempo en el lugar de trabajo. Si bien en este tipo de accidentes el material del piso influye mucho, el calzado de seguridad con la apropiada tracción puede prevenir estas caídas. Además también ayudan con el balance y pueden evitar caídas en escaleras, comunes cuando los trabajadores no usan calzado con suelas adecuadas.

El calzado de seguridad reduce la fatiga: Las personas que trabajan de pie sobre superficies duras como el concreto se pueden cansar fácilmente, más cuando no tienen los zapatos adecuados. Para esto, las botas de seguridad proporcionan una amortiguación adecuada y soporte para el arco del pie que ayuda a aliviar la tensión en los músculos.

El calzado de seguridad protege de quemaduras: En el trabajo pueden ocurrir quemaduras por fuego o químicos. Los zapatos hechos de materiales duraderos pueden prevenirlas. Estos protegen los pies de derrames químicos, salpicaduras de metales fundidos u otras sustancias peligrosas.


5 oct. 2018

Has pensado cuánto pesa el traje de Bombero ?


Te contamos lo siguiente....!!

En las tareas rutinarias de los miembros de la Institución cuentan con ropa de trabajo, conformado por pantalón tipo paramédico, botas negras, chaleco rojo, chompas térmicas.
En tareas de emergencias el traje de protección contra incendios estructurales brinda un amplio margen de seguridad a los Bomberos, ante la enorme gama de eventos en los que se requiere de su accionar cotidiano.

El traje estructural está compuesto por pantalón, chaqueta, tirantes, botas especiales, cascos especiales, guantes y monja ignifuga de nomex. Su color característico es amarillo está pensado en función de permitir una rápida visualización del bombero dentro del área del incendio. La seguridad y protección del Bombero en los incendios estructurales es de fundamental importancia para resguardar su integridad física.

Es por ello que para combatir este tipo de siniestros, utilizamos un traje de protección especial para incendios, cuya función, además de vestir al Bombero para la acción, lo protege contra varios factores que se producen en una situación de incendio, como por ejemplo: gases sobrecalentados, llama directa, vapor de agua, calor irradiado, humedad, frío, abrasión etc . La tela utilizada para la fabricación de este traje esta compuesta por kevlar, nomex y neopreno. El kevlar protege contra la abrasión, la tela nomex contra la temperatura, (llegando a soportar una temperatura aproximada a los 700 grados centígrados )y el neopreno contra el agua y vapores de agua. Una característica importante de estos trajes, es que retienen la humedad producida por efectos de la transpiración formando de esta manera una barrera de vapor que evita la consiguiente deshidratación y el contacto con la atmósfera sobrecalentada. Su principal desventaja es que es muy pesado e incómodo. Sus 13 kilogramos de peso en total exigen de cada Bombero un estado físico de primer nivel. Además debe tenerse en cuenta el peso extra de los equipos autónomos de respiración: 12 kgrs. El desarrollo de este traje cuenta con tecnología de última generación, y pertenece a la línea de materiales producidos para investigaciones espaciales, y su origen depende de una norma de confección tanto como Europeo ó Americano.



2 oct. 2018

No más violencia...


#walcotips Paz, tolerancia, comprensión y no violencia. Este día se conmemora el 2 de octubre, aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, en homenaje al líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía de la no violencia.

El 15 de junio de 2007 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 61/271 "decide, con efecto a partir del sexagésimo segundo período de sesiones y guiada por la Carta de las Naciones Unidas, observar el Día Internacional de la No Violencia el 2 de octubre de cada año, y que ese Día Internacional se señale a la atención de todas las personas para que se celebre y observe en esa fecha.


El día Internacional de la No Violencia es observado el 2 de octubre, el aniversario del nacimiento Mahatma Gandhi, líder del movimiento de la Independencia de la India y pionero de la filosofía y la estrategia de la no violencia.

El Día Internacional es una ocasión para «diseminar el mensaje de la no violencia, incluso a través de la educación y la conciencia pública». La resolución reafirma «la relevancia universal del principio de la no violencia» y el deseo de «conseguir una cultura de paz, tolerancia, comprensión y no violencia».

28 sep. 2018

Bombas contra incendio Grundfos


El funcionamiento adecuado de una bomba durante un evento es vital para el éxito de un sistema de protección contra incendios. Hasta cierto punto, el funcionamiento adecuado de una bomba depende de un diseño efectivo y de buenas prácticas de instalación, lo que se logra siguiendo un conjunto de pautas uniformes, como las establecidas en la norma NFPA 20, Instalación de Bombas Estacionarias para Protección contra Incendios, en la cual se establecen los requerimientos y detalles sobre las fuentes de energía, la construcción de las bombas, la instalación y los métodos de control y operación.

Las bombas utilizadas en sistemas contra incendio son de la clase Centrífugas; y son de los siguientes tipos:
·         Carcasa partida
·         Succión axial
·         En línea
·         Vertical tipo turbina

Las bombas contra incendio pueden ser accionadas mediante motor eléctrico o por motor Diesel.

De acuerdo a la norma NFPA 20, las bombas contra incendio deben ser listadas para dicho servicio, al igual que los motores eléctricos y Diesel utilizados para su operación.